El Camino del Tigre

El trigo y el maíz cuentan con buenos niveles de inversión pese a la incertidumbre electoral.

Especialistas sostienen que los productores invierten en insumos y fertilizantes. Además aseguran que el maíz podría ganarle a la soja por los mejores márgenes que ofrece el mercado.

La campaña triguera comenzó con buenos niveles de inversión en insumos y fertilizantes, al menos hasta que comenzaron las lluvias a mitad de junio. Esto hace pensar en un incremento en el área de siembra frente a los recaudos que se tomó en trigo.

Más allá de la incertidumbre que podría abrir las elecciones de octubre, también hay un muy buen pronóstico para el caso del maíz, que podría ganarle la partida a la soja gracias a los mejores márgenes que ofrece el mercado.

Jorge Bassi, vicepresidente de la Asociación Civil Fertilizar, explicó a Infobae que \»se cumple con las expectativas de crecimiento previstas para el trigo, por los negocios desarrollados y el despacho de fertilizantes registrados con el objetivo del productor de adelantar la siembra\».

\»Cuando la siembra es chica -explicó Bassi-, se empieza más tarde y el productor aguarda y dispone la siembra para los días óptimos donde debe realizar las coberturas. Pero cuando hay que expandir el área de siembra en trigo, son más días de trabajo y se empieza antes para que no se escape la ventana óptima de siembra. Por ello para el presente ciclo triguero, vemos reflejados expectativas altas y una buena performance en lo que hace a los negocios ya anticipados\».

\»Hasta que se registró un clima lluvioso, se constató un muy buen ritmo de despachos de fertilizantes ya a fines de mayo y en las primeras semanas de junio\», dijo.

La agricultura en tiempos de elecciones

Jorge Bassi, de Fertilizar, indicó que \»ahora vemos que hay interés en maíz. Comienzan a realizarse compras para la precampaña maicera: hay una dinámica interesante. El trigo escapa a la incertidumbre política, ya que se cosechará este año, y el maíz será una cosecha que se recogerá con un nuevo gobierno: hoy el productor parece ser valiente en la toma de decisiones y empezó a pensar en un maíz en expansión. Acompañan esta decisiones los mejores márgenes brutos que ofrece la opción trigo-soja-maíz\», explicó.

Según el titular de Fertilizar, en trigo \»vemos avances para el cereal en zonas que no son tan trigueras, como el norte y sur de Córdoba y el oeste bonaerense y en La Pampa, donde con una genética renovada obtuvieron en los últimos años muy buenos rendimientos. Allí aumentará el área. Algunas zonas tenían planes de expansión pero se ralentizó por cuestiones climáticas, por caso en el norte de Santa Fe y Chaco\».

Respecto a la inversión en fertilizantes para el caso triguero, Bassi consignó que \»no tenemos números de mayo, pero sin duda fue superior a mayo del 2018, ya que cuando el agricultor tiene por delante el desafío de ganar superficie adelanta la fecha de siembra para extender los días de cobertura. En mayo se notó el aumento en el uso de fertilizantes: con alza en el consumo real y en las dosis, y para ampliar la ventana de siembra\».

Agregó que esto se \»vio fuerte\» en la zona núcleo, principalmente en el sur de la provincia de Santa Fe, y también en el sur y norte de Córdoba y hasta el centro de la provincia de Buenos Aires. \»En el sudeste bonaerense arrancó un poco más tarde, ya en la primera semana de junio, con despachos muy altos de productos fitosanitarios para invertir en el campo\», dijo.

El papel del clima

También consulado por Infobae, Roberto De Ruyver, especialista del Instituto de Clima y Agua del INTA, reconoció que las lluvias dejaron excesos hídricos en la última semana que \»fueron pronosticados\» y con precipitaciones que dejaron por caso hasta 150 y 180 milímetros en campos de Entre Ríos.

\»El trigo implantado hasta la semana pasada -dijo De Ruyver- era del 31% sobre el área de intención de siembra. Más allá que demandará unos días evaluar las condiciones para los cultivos implantados, por caso trigo, hasta la semana pasada empezaban a aparecer las plantas y ofrecían una buena condición. Por las lluvias, puede haber complicado la situación sobre Santa Fe, donde se reportan zonas con falta de piso, y también en algunas zonas de Buenos Aires. De no intensificarse los procesos de lluvias, no es algo que vaya a complicar demasiado al desempeño que tendrá el cereal\», dijo.